Muerte inesperada de un ser querido

Es importante conocer

La pérdida de un ser querido es un momento muy difícil.

El fallecimiento de un ser querido es uno de los momentos más difíciles y dolorosos que las personas podemos experimentar a lo largo de nuestra vida.


El duelo es un proceso de adaptación.

Es un proceso natural en el que no hay un tiempo exacto para su finalización. Nuestro cuerpo y nuestra mente se van adaptando progresivamente a unas circunstancias en las que sentimos que nuestro ser querido ya no está con nosotros. Su evolución va a ser diferente para cada persona.


Es difícil evitar el dolor.

El duelo suele ser un proceso duro y costoso ante el cual, en muchas ocasiones, es difícil que podamos encontrar atajos que nos quiten por completo el dolor. Es importante que normalicemos todas las reacciones que aparezcan y vayamos sintiendo.


El inicio del duelo es inmediato tras el fallecimiento.

El duelo se inicia de forma inmediata tras el fallecimiento de un ser querido, aunque cada persona lo va a vivir de un modo diferente. En ocasiones el proceso se puede quedar como paralizado, «congelado» y sería aconsejable la ayuda de un profesional de la psicología para su desarrollo de un modo adaptativo.


No hay duelos buenos o malos, pero sí adaptativos.

No hay una manera buena o mala de llevar un duelo, pero unas formas sí pueden ser más adaptativas que otras.

IMPORTANTE: Recibirá una confirmación por correo electrónico cuando hayamos verificado con nuestros psicólogos la fecha y hora de la consulta, así como los datos de acceso a nuestra plataforma.