Ayuda psicológica para personas en duelo

No cree lo que está pasando

¿Cómo lo identifico?

  • La persona afectada utiliza expresiones como: «esto es una pesadilla», «esto no está pasando», «seguro que hay algún error».
  • La persona actúa como si nada hubiese sucedido, mostrándose distante emocionalmente ante la realidad de la pérdida.
  • Al intentar hablar de lo sucedido, se observa que la persona desvía la conversación hacia otros temas.

¿Cómo actúo?

  • Asegúrate de que la persona sabe lo que ha ocurrido y pregúntale por lo que conoce que ha sucedido. Intenta que narre lo sucedido de una forma cronológica, de lo más lejano en el tiempo a lo más próximo.
  • Evita confrontar directamente las ideas que te transmita con expresiones como: «para nada» o «estás equivocada por completo»
  • Habla de lo que ha sucedido de forma tranquila y con un tono amable: «sería oportuno llamar al resto de la familia», «ya estamos en contacto con la funeraria que se está encargando de las gestiones administrativas», «estamos pensando en formas de hacer esto, ¿qué opinas?…»
  • Muestra comprensión evitando decirle que «sabes lo que está sintiendo» pues cada persona afronta de manera diferente las situaciones difíciles. Utiliza expresiones como: «entiendo que debe ser difícil asumir todo por lo que estás pasando…»
  •  

Se siente culpable

¿Cómo lo identifico?

  • La persona afectada se responsabiliza por lo que ha pasado, incluso no siendo así.
  • La persona piensa que ha defraudado y no ha estado a la altura de lo que se esperaba de ella.
  • La persona cree que ha hecho algo que no debería y esa ha podido ser la causa del fallecimiento.
  •  

¿Cómo actúo?

  • Pregúntale por las cosas que le llevan a sentirse responsable de lo ocurrido.
  • Hazle ver que nadie tiene un control absoluto sobre lo que nos sucede, que hay cosas que podemos controlar y otras muchas que no.
  • Pregúntale si, con lo que sabía sobre lo que iba a suceder, hizo todo lo que pudo con la mejor de las intenciones. No tenemos la capacidad de adivinar el futuro, por lo que es difícil que podamos actuar de otro modo cuando no sabemos qué va a pasar.
  • Ayúdale a darse cuenta de que no tuvo intención de hacer ningún daño y que probablemente no estaba en sus manos hacer las cosas de otro modo.
  • Evita llevarle la contraria o negar sus palabras.
  • Muéstrale tu apoyo y escucha todo el tiempo que la persona necesite. Dile que puede contar contigo en todo momento. 
  • Ayúdale a contactar con otras personas cercanas para que también puedan apoyarle en este difícil momento.
  •  

Está triste y llora con frecuencia

¿Cómo lo identifico?

  • La persona suele llorar, sollozar, hablar poco, cuestiona lo sucedido con cierta frecuencia.
  • La persona afectada tiene un estado de ánimo bajo y muestra cierto desinterés en hacer algunas actividades diarias. 
  • La persona muestra cierto descuido en sus relaciones sociales y aseo personal. 
  •  

¿Cómo actúo?

  • Intenta motivarle a que te cuente lo que le preocupa y está pensando en ese momento.
  • Escúchale con atención y manifiéstale tu interés por compartir ese momento. Dile que te gustaría escuchar lo que le sucede.
  • Respeta los tiempos de la persona, permítele que exprese sus sentimientos al igual que sus negativas a no querer compartir su estado emocional en ese momento.
  • Acepta la incomodidad que produce el silencio, es útil para que puedan pensar, dile que estás a su disposición para lo que necesite.
  • Transmítele tu apoyo con cierto contacto físico en el antebrazo cuando sea oportuno. Acepta su contacto si toma la iniciativa para coger tu mano o darte un abrazo.
  • Ofrécele un lugar donde sentarse, pañuelos, agua o algo de comida sin forzarle.
  • Pregúntale qué necesita o cómo puedes ayudarle en este momento.
  • Ofrécele opciones viables a sus preocupaciones. Ayúdale a encontrar alternativas a sus problemas.
  • Refuerza sus fortalezas y aspectos positivos, recuérdale otros momentos o situaciones difíciles por las que haya pasado y ayúdale a encontrar las cosas que le ayudaron a salir adelante en otras ocasiones.
  • Intenta fortalecer el contacto con sus personas de apoyo: familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo/colegio/actividades…
  •  

Se encuentra nerviosa e irritable

¿Cómo lo identifico?

  • La persona se encuentra muy activa, inquieta, incluso temblorosa, o con dificultad para expresarse o respirar. 
  • La persona salta al mínimo comentario, no tiene nada de paciencia y casi todo le molesta o irrita.
  • La persona te confiesa que está tomando algún tipo de medicación para sentirse más calmada.
  •  

¿Cómo actúo?

  • Facilita que la persona exprese qué es lo que le hace sentirse así. Pregúntale por lo que le preocupa y qué es lo que puede estar llevándole a esa sensación. 
  • Intenta sentarte con ella en un lugar calmado y lejos de otras personas o estímulos que pudieran hacerla sentir molesta. Encuentra un lugar de confianza para poder hablar tranquilamente. 
  • Si la persona presenta una actitud violenta, mantén una distancia corporal suficiente que te proteja ante una posible agresión.
  • Si está muy agresiva, no intentes hacerle razonar o propiciarle argumentos sobre el sinsentido de su estado, puede hacer que su ira aumente.
  • No la culpes ni confrontes su enfado, escúchala, compréndela y muéstrale tu apoyo.
  • Dale tiempo y proporciónale un espacio para que la persona pueda desahogarse y manifestar su malestar.
  • Cuando notes que su alteración comienza a bajar puedes empezar a hablarle de manera tranquila y relajada.
  • Ofrécele tu apoyo y manifiéstale que sus emociones son válidas y normales. 
  • Pregúntale en qué le puedes ayudar o qué necesita en este momento.
  • Pregúntale qué cosas cree que le podrían ayudar a sentirse más calmada. Y si ha vivido momentos parecidos a este, cómo consiguió calmarse.
  • Ayúdale a encontrar alternativas que le calmen y a conectar con personas de su confianza que le puedan ayudar.
  •  

Tiene ideas o ha intentado hacerse daño

¿Cómo lo identifico?

  • La persona manifiesta pensamientos de que lo sucedido es demasiado para ella y le gustaría acabar con su sufrimiento.
  • Verbaliza preocupación, tristeza, llanto inminente, coge su cabeza con ambas manos con desesperación. 
  • Evidencia hematomas, heridas, marcas, y puede tratar de esconderlas.
  • La persona afectada investiga y trata de averiguar cómo hacerse daño y expresa «saber cómo hacerlo».
  •  

¿Cómo actúo?

  • Escucha atentamente, con empatía y sin juzgar. Trata de averiguar qué sentimientos puede haber detrás de su conducta y pensamientos.
  • Coméntale que la situación es difícil y que entiendes que cada persona tiene maneras diferentes de manifestar la angustia psicológica y sufrimiento que le produce la pérdida.
  • Muéstrate abierto a escuchar su justificación sobre lo que manifiesta y proponle otras alternativas sobre cómo enfocar lo que le sucede en ese momento.
  • Busca qué cosas o personas son importantes para ella y ayúdale a encontrar un sentido a su vida o motivo para seguir viviendo.
  • Intenta persuadir a la persona a no hacerse daño ante la angustia que en estos momentos siente. Ayúdale a darse cuenta de que posiblemente ha pasado por situaciones difíciles anteriormente, pregúntale qué recursos, ideas o cosas le ayudaron a salir de estados emocionales parecidos.
  • Ofrécele tu ayuda y apoyo incondicional, dile que te llame siempre que lo necesite. 
  • Intenta llamarla o visitarla con frecuencia, sin agobiarla y entendiendo que también necesita su espacio.
  • Conéctala con sus principales apoyos familiares y sociales: pareja, amigos, padres, hijos, otros familiares, vecinos…
  • Intenta conseguir una promesa de que antes de intentar hacerse daño contactará contigo o con otra persona de su confianza o algún recurso que le pueda ayudar.
  • Si sientes que el riesgo es alto, no dejes sola a la persona en ningún momento, si no puedes acompañarla todo el tiempo, intenta que algún familiar o conocido la acompañe.
  • Llama al teléfono de emergencias si hay peligro inminente para su vida.
  •  

Apenas come o duerme

¿Cómo lo identifico?

  • Se produce una alteración de las rutinas y modificación de los horarios habituales de comida o sueño.
  • La persona manifiesta que no tiene hambre o no tiene sueño y apenas come o duerme.


¿Cómo actúo?

  • Motívale a volver paulatinamente a retomar sus rutinas diarias, los horarios a los que normalmente comía o se iba a la cama. Indícale la importancia de comer, acostarse y levantarse siempre a la misma hora.
  • Ayúdale a empezar por cosas pequeñas (tomar una pieza de fruta, irse a dormir un poco antes, evitar hacer ejercicio físico justo antes de acostarse…), hazlo sin presionar u obligar.
  • Intenta ayudarle a encontrar los alimentos que más le apetezcan e incluso prepararle o comprarle algún alimento.
  • Anímale a realizar alguna actividad o ejercicio de relajación que le ayude a calmarse y sentirse mejor. Consulta aquí algunos recursos de ayuda. 
  • Ayúdale a ver la importancia de alimentarse y descansar ya que eso le permitirá tener más energía.
  • Muestra tu preocupación y deseos de verle con más fuerza y mejor estado de ánimo.
  • Si la inapetencia se prolonga en el tiempo o identificas situaciones de riesgo contacta con un profesional de la salud o de la psicología.
  •  

Muestra una actitud defensiva

¿Cómo lo identifico?

  • La persona se muestra en un estado de vigilancia constante, irritable, desafiante.
  • Parece que cualquier cosa que se le dice lo interpreta en modo defensivo, buscando el conflicto.
  • Ante cualquier opinión sobre ella o su comportamiento responde con rabia o agresión física o verbal.
  •  

¿Cómo actúo?

  • Dale la importancia que merece esta actitud, a veces pensamos que ya se le pasará y le restamos importancia. 
  • Presta atención a sus reacciones y las causas que pueden estar provocando esta actitud.
  • Muéstrale tu apoyo, hazle ver que estás ahí para ayudarle y te gustaría escuchar cómo se siente. Pregúntale qué es lo que le molesta y ofrécele un espacio y lugar para hablar sobre ello.
  • Explícale que sería oportuno que se dé un tiempo antes de actuar para intentar calmarse y no actuar negativamente con aquellas personas que intentan ofrecerle ayuda y apoyo.
  • Ayúdale a identificar los pensamientos que la pueden estar llevando a ese estado, hazle ver que están asociados con las sensaciones que siente y que puede que no correspondan con la realidad.
  • Intenta ponerle en contacto con sus apoyos familiares, sociales, escolares, laborales…
  •  

Está confundida y actúa con lentitud

¿Cómo lo identifico?

  • La persona no entiende bien qué ha ocurrido, pregunta con frecuencia sobre lo que ha sucedido y a veces le es difícil saber dónde está.
  • Muestra dificultad para pensar, hablar o tomar decisiones, en ocasiones parece como si tuviese la mirada perdida en el horizonte.
  • La persona manifiesta que no se siente con fuerzas para seguir con su vida y que no sabe cómo afrontar sus cambios y responsabilidades.
  •  

¿Cómo actúo?

  • Manifiéstale tu comprensión por la situación y lo que está sintiendo. Acoge sus sentimientos y escúchale desde el respeto y el apoyo.
  • Dile que estás ahí para ayudarle y no te sientas incómodo por estar largo tiempo en silencio.
  • Ayúdale a recordar dónde está, qué ha sucedido y cuál es la situación actual. Respeta los tiempos de la persona.
  • Utiliza frases cortas, sencillas y adaptadas a su lenguaje. Asegúrate que comprende la información que le proporcionas y apórtale más detalles sólo si te los pide.
  • Ayúdale a priorizar sus preocupaciones haciendo una lista y ordenando los pensamientos. Empezad por los que más le preocupen o le vienen a la mente en ese momento y escoged una tarea sencilla que pueda realizar para iniciar la recuperación de su control poco a poco.
  • Pregúntale qué necesita en ese momento. Ofrécele agua, abrigo, comida, descanso, o comunicación con otros familiares o amigos que puedan serle de apoyo. 

 

Se siente angustiada

¿Cómo lo identifico?

  • La persona expresa preocupación, tristeza, le brotan las lágrimas, tiene una sensación como de congoja u opresión en el tórax, estómago o cuello.
  • Parece bloqueada ante lo que está pasando y tiene miedo.
  • Manifiesta que se siente incomprendida por lo que le pasa y que percibe como si el resto de personas lo llevasen mejor.
  •  

¿Cómo actúo?

  • Escucha con respeto y comprensión. Acoge sus sentimientos y manifiéstale que comprendes la dificultad de la situación por la que está pasando.
  • Dile que estás ahí para ayudarle, pregúntale por lo que más le preocupa o teme en ese momento. Respeta sus silencios.
  • Acompáñale a identificar los pensamientos que le llevan a ese estado, infórmale de que es normal que nuestro cuerpo manifieste esa preocupación y la refleje como una sensación desagradable por ejemplo, en la zona del abdomen, pecho o garganta.
  • Indícale que sería positivo que contactara y compartiera sus emociones con otras personas cercanas, familiares o amigos.
  • Ayúdale a encontrar alguna actividad agradable o técnica de relajación.
  • Intenta hacer ejercicios de respiración controlada junto a ella. Consulta aquí algunos recursos de ayuda.
  •  

 Se siente impotente e indefensa

¿Cómo lo identifico?

  •  
  • La persona se siente sola, se repliega o aísla socialmente, deja de confiar en su entorno, calla y expresa preocupación.
  • Manifiesta que nadie le entiende y que no cree que nadie le pueda ayudar. 

¿Cómo actúo?

  • Manifiéstale tu comprensión por la situación y lo que está sintiendo. Acoge sus sentimientos y escucha la vivencia de la persona desde el respeto y el apoyo.
  • Evita emitir juicios sobre lo que te dice, recuérdale que es normal que en estas circunstancias haya momentos en los que no sepa cómo enfrentarse a esta situación tan dura.
  • Ofrécele una perspectiva diferente, ayúdale a identificar qué es lo que le preocupa y hace sentirse así, intenta aportarle otro punto de vista o alternativas que sean válidas para ella en este difícil momento.
  • Genérale confianza, pregúntale qué le haría sentirse mejor en ese momento, teniendo en cuenta que sean cosas posibles y realistas.
  •  

Manifiesta que siente que no vale la pena

¿Cómo lo identifico?

  • Menosprecia sus habilidades, deja de hacer actividades que le gustan y le solía apetecer.
  • Cree que no hace las cosas bien y no considera que pueda hacerlas de otro modo.
  • Siente que no vale la pena y merece sentirse así.
  •  

¿Cómo actúo?

  • Muéstrale tu apoyo y escúchale con atención. Toma en consideración todos los pensamientos y sentimientos que manifieste, no restes ni quites importancia a ninguno.  
  • Manifiéstale tu comprensión y ayúdale a ver que a veces no hay una manera buena o mala de hacer las cosas, que no tenemos el control sobre todo lo que nos sucede y sencillamente nos enfrentamos a ello de la mejor manera que podemos o sabemos.
  • Pregúntale si siente culpa por algún motivo en concreto y qué cosas son las que le preocupan y le llevan a tener ese sentimiento. 
  • Refuerza aspectos positivos de la persona: valores, éxitos, comportamientos o acciones que la ayudaron en otras ocasiones o ejemplos de otras personas, etc.
  • Ofrécele tu ayuda, acompáñale en este momento y en aquellas tareas que necesite.
  • Anímale a realizar actividades que solía hacer con anterioridad y que le hacían sentir bien. Proponle algunas que creas que podrían resultarle atractivas.


Se siente desesperanzada por su futuro

¿Cómo lo identifico?

  •  
  • La persona manifiesta que todo va a salir mal, que «los problemas no tienen solución», que «no hay nada que pueda hacer».
  • No muestra ilusión por el futuro ni percibe que haya algo o alguien que le pueda ayudar en estos momentos.

¿Cómo actúo?

  • Manifiéstale tu comprensión por la situación y lo que está sintiendo. Ofrécele tu ayuda, acoge sus sentimientos y escúchale desde el respeto y el apoyo.
  • Ayúdale a comprender que en estos momentos es normal tener una visión sobre el futuro confusa, pues está viviendo una situación en la que han cambiado muchas cosas en su vida.
  • Recuérdale la importancia de intentar centrarse en el presente, en las cosas que ahora puede y le apetece hacer. Anímale a salir, hacer deporte, retomar sus rutinas habituales o cualquier otra actividad que sea de su interés.
  • Ofrécele un punto de vista alternativo menos desesperanzador para la persona, buscad algo que le pueda ayudar en este momento, algunas cosas o personas que siguen siendo importantes para su vida.
  •  
  •  

IMPORTANTE: Recibirá una confirmación por correo electrónico cuando hayamos verificado con nuestros psicólogos la fecha y hora de la consulta, así como los datos de acceso a nuestra plataforma.